Se realizan gestiones para ampliar el desarrollo de Prohuerta a nivel local

Se realizan gestiones para ampliar el desarrollo de Prohuerta a nivel local

Desde el bloque de concejales de Bien Común-Frente Renovador se presentó un proyecto dirigido al INTA y al Ministerio de Capital Humano de la Nación solicitando precisiones para lograr la ampliación de las campañas de promoción de las huertas familiares y comunitarias.

La finalidad, se dijo, es alentar el hábito de la disposición de huertas domésticas para la población en general y la posibilidad de desarrollar micro emprendimientos en el marco de la vigencia de la Ordenanza 3869.

Los concejales Lisandro Delle Donne y Daniel Medina fueron los promotores del pedido y también de la citada normativa, oportunamente propuesta por Bien Común, con la que se busca promover la educación en el cultivo doméstico con fines alimentarios saludables y la posibilidad de ampliación a desarrollos productivos y de generación de mano de obra de tales emprendimientos.

"La ordenanza referida plantea la posibilidad de celebrar convenios entre el Departamento Ejecutivo y organismos públicos o privados del estamento nacional con el objeto de poder suministrar elementos y/o material informativo de utilidad para la comunidad".

"El Programa Pro Huerta ha sido reconocido por la ONU por medio de la FAO. Para nosotros existe la necesidad de explorar por todas las vías posibles la posibilidad de ampliar o acercar programas que puedan permitir posibles desarrollos económicos a nivel local", se indicó desde la bancada.

Concretamente, se expuso que el Programa Pro Huerta ha sido una política pública gestionada en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), que promueve la Seguridad y Soberanía Alimentaria, a través del apoyo a la producción agroecológica y el acceso a productos saludables para una alimentación adecuada.

El pedido, aprobado por unanimidad en el Concejo Deliberante, solicita a las autoridades nacionales que expliquen la orientación del actual gobierno sobre el programa y la posibilidad de que Coronel Rosales celebre convenios de colaboración que permitan brindar herramientas o materiales a los vecinos que lo requieran y si tal posibilidad se encuentra actualmente disponible.

Pegatinas

En tanto, la misma bancada presentó en el CD la propuesta para derogar la Ordenanza 4193, que hasta la fecha permite a los partidos políticos -dentro de los periodos de campaña previstos por el régimen electoral- la realización de pegatinas sobre refugios peatonales, postes, edificios y estructuras públicas en general.

"Nos parece un error esa ordenanza y queremos su eliminación. En primer lugar, es un sinsentido prohibir las pintadas y pegatinas sobre edificios públicos o refugios, pero hacer la excepción a los partidos políticos en campaña como dicen las ordenanzas actualmente vigentes en el distrito. Y en segundo término, ¿por qué el contribuyente tiene que pagar con sus impuestos la pintura y mano de obra que cuesta limpiar y volver a embellecer el espacio público?".

"Sin dudas no es justo y si le exigimos al resto de los vecinos prolijidad y limpieza, lo lógico es que esos mismos principios rijan también para quien se postula a un cargo público", afirmó Medina.

Además, remarcó que mediante distintas ordenanzas también se encuentra prohibida la colocación de pasacalles y cartelería sobre luminarias y postes, pero la citada ordenanza 4193 -sancionada en el mandato municipal anterior- exceptuaba de esto a los partidos políticos en campaña.

"Muchas veces los pasacalles agregan resistencia sobre las redes de posteo. Tenemos normas que por seguridad prohíben carteles en los mismos pero los partidos políticos están exceptuados como si esa cartelería no pudiera generar algún impacto. No estamos en contra de la expresión política, la cartelería debe colocarse en sitios no prohibidos dentro de los plazos electorales y sin afectar el espacio público", sostuvo el edil.

Desde Bien Común se afirmó asimismo que, de eliminarse la ordenanza señalada, la colocación de cartelería de forma indebida volvería a estar multada como en el resto de los casos posibles sin excepción alguna.

"Se pueden alquilar o solicitar a simpatizantes sitios particulares para poner carteles o hacerlo en lugares que no se encuentren prohibidos, lo que no podemos permitir es el deterioro o daño del espacio público en virtud de un proceso electoral que es lo que intentamos revertir. Es incomprensible que podamos tener funcionarios que reclamen limpieza, ocupen bancas, pero aún sus cartelerías de campaña se encuentren deshilachadas o tiradas por los distintos barrios", dijo el concejal.

Fuente La Nueva